Alberto Feijoo quiere arreglar la derecha española

A primera vista, un sentimiento de solidez emana de Alberto Feijoo, nacido en Ourense en Galicia (noroeste de España), que ilustra una trayectoria política lineal. El nuevo presidente del Partido Popular de España (PP), de 60 años, fue elegido al término de un congreso extraordinario del partido en Sevilla (Andalucía), con el 98,35% de los 2.663 votos emitidos. Es un hombre de experiencia, aclamado cuatro veces por mayoría absoluta, como presidente de la Xunta de Galicia, cargo que ocupó durante trece años.

Reputación moderada

«Tenemos que sacar a la política española de la confrontación, (…) hipérbole permanente, ha dicho en su primer discurso como nuevo líder del PP. Confirma así la reputación de mesura que se ha forjado desde que entró en política.

Formado en el gobierno de José María Aznar (1996-2000), Alberto Feijoo está hoy al frente de un partido sacudido por múltiples escándalos desde hace varios años. El último lo desencadenó la guerra fratricida entre el expresidente Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid y estrella en ascenso del partido.

No es un hombre que tenga prisa. Esperó su momento. La oportunidad se presentó en 2018 cuando el presidente del PP, Mariano Rajoy, dirigió una moción de censura de su partido. Muchas voces habían llamado a Alberto Feijoo, a quien había rechazado con el pretexto de que no quería “Deja a los Gallegos. Estoy comprometido con ellos hasta 2020″.

Gestionar la relación entre PP y Vox

Ahora al frente del partido, deberá recuperar la credibilidad de la derecha y gestionar sus relaciones con el partido de extrema derecha Vox. Buscará llevar a su partido a la victoria frente al Partido Socialista del presidente Pedro Sánchez en las próximas elecciones legislativas, previstas para finales de 2023.

La relación con Vox será probablemente el mayor reto. Esta formación, fundada por exdiputados del PP, se ha convertido en la tercera fuerza política de España desde las elecciones legislativas de 2019. Cuenta con 52 diputados frente a 88 del PP, de un total de 350 escaños en la Cámara Baja.

A diferencia de muchas Comunidades Autónomas, Vox aún no se ha asentado en Galicia. Alberto Feijoo lo mantuvo a raya. «No tengo interés ni compromiso de pactar con Vox» dice en 2020.

→ ANÁLISIS. En España, nuevo avance de la extrema derecha

Sin embargo, según las encuestas, el PP debería necesitar a Vox para tener mayoría nacional en 2023. También acaba de aceptar, con el beneplácito de su nuevo presidente, llevar esta formación a un gobierno por primera vez, en Castilla y León. .

Demetrio Feo

"Geek de la música. Pionero de los viajes sin disculpas. Emprendedor apasionado. Nerd de Internet. Gurú profesional del tocino".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.