multas de 2 a 500 mil euros para quien derroche

España ha decidido acabar con el desperdicio de alimentos introduciendo una de las leyes más ambiciosas jamás vistas en Europa.

El gobierno español acaba de aprobar un proyecto de ley ambicioso para reducir el desperdicio de alimentos.

Foto de Canva

Todas las empresas involucradas en la producción y el suministro de alimentos deberán planificar la reducción de desechos. Si no lo hacen, se enfrentan a multas muy elevadas, de hasta 500.000€ para los reincidentes. El Gobierno pretende reducir de forma masiva las 1.300 toneladas de alimentos que se desperdician cada año en España, lo que equivale a unos 31 kg por persona. Pero descubramos juntos los detalles de la factura.

Una ley para luchar contra el desperdicio de alimentos

Según un informe reciente de la ONU, casi todos los años del mundo se desperdician 1 billón de toneladas de comida. Esta cantidad llenaría un número de camiones de 40 toneladas suficiente para dar la vuelta al mundo siete veces.

Fruta
Foto de Canva

Después de analizar datos de 54 países diferentes, parece que todos tienen un problema con Desechos alimentarios sustanciales, independientemente de su ingreso nacional. Por ello, España ha decidido eliminar, o al menos reducir, el desperdicio de alimentos con una nueva ley. Según Luis Planas, Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación de España, la nueva ley sensibilizará a la ciudadanía sobre las consecuencias económicas, sociales, ambientales y éticas del desperdicio de alimentos. El Ministro agregó que en un mundo donde aún existe el hambre y la desnutrición, este problema es una cuestión de conciencia para todo el mundo.

En los bares y restaurantes, todos los ciudadanos deberían tener derecho a llevarse a casa las sobras sin comer de forma gratuita. Planas agregó que la ley afecta a todos los elementos de la cadena alimentaria, desde la recolección hasta los restaurantes, supermercados y particulares. El Ministro ha continuado diciendo que en el sector de la restauración, en bares y restaurantes, todos los ciudadanos deben tener el libre derecho a recoger las sobras que no hayan sido consumidas y por tanto puedan consumirse más tarde. Esto significa que los clientes pueden llevar comida a casa gratis si no pueden terminar su comida, una práctica que actualmente no es común en España.

El proyecto de ley también incluye medidas que requieren que los supermercados y restaurantes trabajen con organizaciones locales como el Banco de comida. Las grandes empresas también tendrán que idear planes para donar alimentos antes de que pase su fecha de vencimiento como una prioridad. Cuando los productos ya no sean seguros para comer, el gobierno ha dicho que deberían usarse primero para alimentación animal y luego para otras industrias, como la producción de biocombustibles. En cuanto a los ciudadanos, el gobierno ha reconocido que gran parte del problema ocurre en los hogares. En la UE, más del 50 % de todos los desperdicios de alimentos son causados ​​por individuos. Sin embargo, en lugar de multas, España se basa en campañas de educación para cambiar el comportamiento doméstico.

Demetrio Feo

"Geek de la música. Pionero de los viajes sin disculpas. Emprendedor apasionado. Nerd de Internet. Gurú profesional del tocino".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *