«Proteger los derechos y la salud de los detenidos»

“Inicio del proyecto de sexualidad en la cárcel de Santa Maria Capua Vetere. Sería una señal después de los tristes episodios de abril de 2020 para hacer de la cárcel samaritana una de las buenas prácticas”. Así la guardiana provincial de presos Emanuela Belcuore anuncia su deseo de proponer al Dap la idea de pequeños cuartos uno frente al otro.

Un deseo que es una realidad en España desde hace tiempo. En las últimas semanas, Belcuore ha sido acogida en la Península Ibérica por la Embajada de Italia en Madrid y por los establecimientos penitenciarios españoles, precisamente para entender la aplicación del vis à vis. «Visité dos prisiones en Madrid -explica- El internamiento es completamente diferente a lo que estamos acostumbrados aquí tanto desde el punto de vista estructural con piscina, campos de fútbol, ​​gimnasios y psicológico con la posibilidad de ir a la universidad además de salas de estar en las que los presos puedan tener relaciones sexuales mensuales o quincenales con su pareja”. Un proyecto para el que se han destinado 28 millones de euros con las “cámaras del amor” que deberían construirse dentro de una prisión en cada región, entre prefabricadas o edificios existentes y renovados.

“Debemos garantizar el derecho a la sexualidad en la cárcel – revela Emanuela Belcuore – y esto tanto por el aspecto emocional como por el puramente físico. Me refiero también al derecho a la salud y su mantenimiento, garantizado por el artículo 32 de la Constitución considera que la salud psicofísica se ve comprometida por periodos de abstinencia sexual forzada y prolongada -concluyó-, por lo que el proyecto vis-à-vis debe ponerse en marcha lo antes posible porque se aplica en España desde hace décadas».

El proyecto será presentado en la Provincia el jueves. Después de los saludos del presidente de la provincia, Giorgio Magliocca y del vicepresidente, Pasquale Crisci, asistirán a la reunión Samuele Ciambriello, garante de los detenidos de la región de Campania, Lucia Castellano, Dap Campania, Marco Puglia, magistrado de control, Vincenzo Margherita, Gerente de Salud de UOS Servicio de Medicina Penitenciaria de S. Maria CV, Pasquale Iannotta, Director Médico de Adicciones Patológicas de UOSD en Prisión, Francesco Piccirillo, Abogado Penalista, Pietro Ioia, Prisionero Garante del Municipio de Nápoles, Patrizia Sannino, Criminóloga y mediadora criminal , Emilio Fattorello, secretario nacional de Sappe, Giovanna Perna, directora del Observatorio Penitenciario de Campania de las Salas Penales italianas, Rosaria Ponticiello, directora de la UOC Psicóloga Protección de la Salud Penitenciaria, Alfredo Grado, criminólogo clínico, Don Franco Esposito, Ministerio de Prisiones de Nápoles .

«Tenemos el deber de proteger siempre los derechos y la dignidad de los detenidos, sus relaciones afectivas, en pleno cumplimiento de las normas vigentes – dijo el Presidente de la Provincia de Caserta, Giorgio Magliocca – garantizándoles plena salud psicológica -física, respetando en este sentido tanto los preceptos de nuestra Constitución, relativos al derecho a la salud humana, como condiciones análogas ya autorizadas y reglamentadas en otros países europeos”.

Elite Boss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.