Mobiliario urbano y cambio climático: una opción para el césped

Están los parques, las oficinas institucionales y el mobiliario urbano, o más bien las “tarjetas de visita” que una ciudad presenta a los ciudadanos y visitantes. A lo largo de los años, el uso de pueblo verde® en la reactivación de los bienes públicos, un campo minado para muchas autoridades locales, lidiando con dos cuestiones contrapuestas. Uno, para garantizar alto decoro en lugares estratégicos de la vida colectiva.

Los otros presupuestos, cada vez más cortos, que deben racionalizarse para optimizar recursos. Aquí es donde el uso de pueblo verde® ha demostrado ser estratégica: la única variedad de Kikuyú autorizado en territorio europeo, que gracias a sus características -esterilidad, sistema radicular superior, ahorro de agua- también se ha hecho un hueco en proyectos públicos.

No es casualidad que los puestos de trabajo varíen en Europa con la ampliación prevista, dado que cambio climático obliga a todos a pensar con nuevos patrones. Un ejemplo es el proyecto de Piscina pública de Gaucín en Andalucía, sur de España (en la foto a la derecha). “Resultó ser mejor que las especies que usábamos antes. El punto de partida es que aquí las precipitaciones son escasas: no llueve desde principios de verano«, relata Chelo Martínbiólogo especializado y delegado de espacios verdes públicos para Agro Carreras, la empresa que realizó el trabajo. «Un césped que no necesita herbicidas, productos químicos y fitosanitarios, con una necesidad reducida de mantenimiento y agua, es estratégico«.

(Noticias por pueblo verde).

Demetrio Feo

"Geek de la música. Pionero de los viajes sin disculpas. Emprendedor apasionado. Nerd de Internet. Gurú profesional del tocino".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *